El Supercúmulo de Perseo-Piscis (2ª parte)

Hoy vamos a continuar el estudio de esta gran estructura, sumergiéndonos para ello en la constelación de Piscis, donde este Supercúmulo comienza a mostrar grupos cada vez mayores de galaxias. La última vez nos quedamos en NGC 315, y desde esa galaxia sólo tenemos que desplazarnos 3 grados en dirección a Mirach (Beta Andromedae) para que entre en campo el llamativo grupo de NGC 383. Conocida como la Cadena de Piscis o Arp 331, es un conjunto de galaxias situadas a una distancia entre 200 y 240 millones de años luz que se disponen formando una cadena con su centro en NGC 383. Ésta es una galaxia lenticular clasificada como radiogalaxia, también denominada 3C 31, que presenta dos prominentes jets visibles en ondas de radio que se alejan del núcleo a medida que se expanden y se retuercen hasta una distancia de casi 1 millón de años luz. En la siguiente imagen, del NRAO, puede apreciarse junto a otras galaxias de la cadena que nos ocupa hoy. El mecanismo de emisión de energía es similar al resto de radiogalaxias, formándose a raíz del disco de acreción de un agujero negro supermasivo que ocupa el centro de la galaxia, de manera que los chorros de partículas son despedidos por sus polos a velocidades cercanas a la de la luz.

foto-ngc-383-jet

En la siguiente imagen, obtenida con el Hubble, se aprecia una increíble vista de NGC 383, con enormes bandas de polvo que oscurecen la galaxia y la asemejan, en cierta manera, a M64, la galaxia del Ojo Negro:

Foto NGC 383.png

 

Sigue todo el artículo en “EL NIDO DEL ASTRÓNOMO”. Por Miguel Ángel Pugnaire Sáez. Pincha aquí.